El servicio de alimentos o la industria de la restauración define las empresas e instituciones responsables de las comidas que se preparan fuera de casa. Este sector incluye restaurantes, cafeterías de escuelas, hospitales o teatros y cines, empresas de catering y muchos otros formatos. 

Los gestores de los servicios de alimentación de hoy en día se enfrentan a una demanda cada vez mayor de los consumidores. El reto es proporcionar alimentos frescos, de alta calidad, naturales y saludables lo más rápido posible, mantener los costes bajos y al mismo tiempo inspirar y sorprender continuamente a los consumidores.

Desde el producto ofrecido, hasta el lugar de celebración, hasta la forma en que se entrega y presenta la comida, la innovación es la clave del éxito en el servicio de alimentos.